Impresión por sublimación: todo lo que necesitas saber

La impresión por sublimación ha supuesto un cambio en el paradigma de la impresión, consiguiendo que se puedan colocar impresiones en camisetas y tazas con gran facilidad.

En este artículo te vamos a explicar todo sobre la impresión por sublimación.

Qué es la impresión por sublimación

En el método de impresión por sublimación la tinta se transforma en vapor, estado gaseoso, consiguiendo así penetrar en diferentes materiales, donde más adelante volverá a convertirse en un sólido, manteniéndose así en nuestro material objetivo.

La tinta pasa de un estado sólido (tinta sobre papel) a un estado gaseoso (vapor), de ahí el nombre de sublimación.

Es un sistema que usa calor y presión para cambiar el estado de la tinta. Los objetos deben ser de poliéster, o sino estar recubiertos de este material.

Si quieres conocer las últimas novedades en este campo, visita nuestra sección de sublimación y obtén las mejores impresoras por sublimación.

Tipos de sublimación

Sublimación directa

Este sistema no necesita usar un papel especial (papel transfer), por lo que el precio de impresión disminuye. En este caso la tinta se inyecta con más profundidad en los tejidos que de la segunda forma.

Ahora bien, esto significa que esta impresión requiere de más tinta, y sus resultados tienen menos definición.

Sublimación por transfer

En este sistema la impresora se usa con papel transfer que mantiene la imagen. Cuando se aplica el calor y la presión, la imagen pasa al material objetivo.

Se usa sobre todo para productos pequeños, y en materiales que no son textiles; eso sí, siempre y cuando estén recubiertos con poliéster.

Es el tipo de sublimación más usada ya que ofrece unos mejores resultados.

Herramientas para imprimir por sublimación

Impresora de sublimación

La impresora de sublimación tiene como objetivo calentar la tinta e imprimir nuestro elemento deseado en papel transfer. Se puede usar una impresora de inyección de tinta de las que se usan para imprimir normalmente. No obstante, su uso debe limitarse únicamente a la sublimación.

Conoce la nueva XpertJet 1341 WR Pro y adquiere un producto de altísimas capacidades para un rendimiento óptimo.

Papel transfer (papel de transferencia)

Este papel esta especializado para la sublimación, ya que mantiene la imagen a colocar en el producto final, y acaba transfiriéndolo cuando se dan los procesos de presión y calor.

Plancha transfer

Es el elemento que da el calor y la presión necesarios para que el papel pase a estado gaseoso, y que se transfiera la imagen al producto final, solidificándose la tinta en el producto final.

Material para la sublimación

Aunque suele ser material textil, se puede hacer el proceso de sublimación en diversos materiales siempre y cuando estén recubiertos en poliéster.

Ordenador

Será necesario un ordenador para que puedas seleccionar y modificar la imagen que quieras colocar en el producto.

Proceso de sublimación

El proceso de sublimación consta de tres pasos: edición y tratamiento de la imagen, impresión y proceso de calor y presión.

Edición y tratamiento de la imagen

Antes de nada, hay que seleccionar una imagen de nuestro agrado. Si quieres, puedes modificar la imagen con un algún programa de edición de imágenes. La imagen debe estar ajustada al tamaño y calidad requerido por el producto donde vamos a poner dicha impresión.

Impresión

La imagen se imprime en la impresora que cuenta con cartuchos, tintas y papeles especializados para la sublimación. Tras imprimir, deja secar la imagen durante unos minutos.

Proceso de calor y presión

Una vez el papel esté seco, coloca la imagen en la superficie del objeto donde quieras colocar la impresión, con la cara impresa del papel en contacto con la superficie del producto. De ser necesario, usa cinta térmica para mantener la impresión en el producto.

Ahora es cuando la plancha transfer hace su función, habiendo configurado la temperatura, presión y tiempo necesarios; cada material y cada objeto tendrá unos requerimientos diferentes.

Cierra la plancha: aquí es cuando la plancha empieza a aplicar calor y se produce el proceso de sublimación.

Una vez haya acabado el tiempo, retira el artículo y el papel con precaución. Es recomendable usar guantes de protección, ya que la plancha puede alcanzar temperaturas muy altas.

Ventajas e inconvenientes de la impresión por sublimación

La impresión por sublimación cuenta una gran serie de ventajas:

  • Posibilidad de impresión en distintos tipos de superficies, inclusive las que no son planas.
  • Posibilidad de impresión en distintos materiales. Se puede imprimir en materiales distintos al textil.
  • Costes reducidos, debido a la evolución constante de la tecnología, lo que provoca un bajo coste de producción y una rentabilidad alta.
  • El proceso es sencillo y fácil de aprender.
  • El producto es de calidad, ya que los colores son vivos y están definidos. Además, la impresión es duradera, por lo que los productos se pueden usar sin ningún cuidado especial, sin temor a que se despegue

Eso sí, hay que tener en cuenta una algunos hándicaps. Las impresoras de sublimación son más lentas que las impresoras por inyección de tinta, además de que siempre tiene que haber un fondo textil (en caso de que haya impresión en materiales no textiles) y que sea de color blanco.

Aplicaciones

Hacer una consulta