Impresora textil: cinco claves para escoger la impresora adecuada

Las nuevas tendencias de la moda indican que la personalización de las camisetas es el estilo que marca el gusto de hoy. El llevar sobre nuestras prendas la imagen que represente cada uno de los gustos e intereses que nos animan es una forma de decirle al mundo que existimos y que nuestra libertad se expresa en nuestra forma de vestir. De allí el auge de las impresoras textiles que permiten poner sobre nuestras camisetas las imágenes que nos plazcan. Sin embargo, no todas las impresoras textiles son iguales ni poseen el mismo desempeño, por eso debemos estar al tanto de las características adecuadas a nuestras necesidades.

Una impresora textil ejecuta la misma función de una impresora de papel, por lo cual algunas empresas pensaron en la posibilidad de modificar las impresoras tradicionales añadiéndole ciertas piezas que servirían para el estampado en tela. La tinta empleada para la impresión de tela es más espesa por lo que estas impresoras modificadas requieren de un mayor mantenimiento de cabezales e inyectores. Por estos inconvenientes no es aconsejable adquirir impresoras de papel modificadas para tela.

Existen impresoras diseñadas especialmente para telas y varias compañías las han fabricado con algunas diferencias de rendimiento y efectividad. En algunos casos algunas de ellas tienen variaciones en la cantidad y la calidad de la tinta de sus cartuchos. Cerciórate de la gama de colores que ofrecen y la capacidad en mililitros de cada cartucho para que siempre la relación rendimiento-precio esté a tu favor.

Algunos cartuchos de tinta para impresora textil ofrecen tiempo de caducidad y costo aproximado por litro de tinta que, dependiendo de la marca, podría variar hasta el doble de su precio. Debes estar precavido además de que la tinta posea resistencia al lavado y así estarás seguro de la calidad de tus impresiones.

Otra clave para escoger tu impresora textil viene señalada por la efectividad del artefacto. En algunos casos varía la productividad de la impresora, logrando imprimir un número limitado de imágenes por hora. También existen diferencias en el área de impresión que permiten las impresoras textiles. Estos datos debes relacionarlo con el coste aproximado de tinta que puede variar hasta en un 100 %, dependiendo de la marca que selecciones.

Por último, la resolución de impresión es una característica fundamental para que logres las imágenes con mayor nitidez y precisión. Las impresoras textiles pueden tener una resolución que varía de los 600 dpi hasta los 2.880 dpi. Algunos otros detalles como el sistema operativo que emplea y si requiere de mantenimiento diario o no son las claves para que aciertes con la impresora textil que calza a tus necesidades.

 
top